INICIO
    NOTICIAS
    RES/CALENDARIO
    CAMPEONATO
    FOTOS
    ESTADISTICAS
    CONTACTO
Toyota confirma su compromiso con el WRC hasta 2022
25/05/2017


Tan sólo tardaron dos rallies en conseguir su primera victoria después de 18 años apartados del Mundial. Sin embargo, Toyota no se conforma con eso. El principal objetivo es el de luchar por el título ya en 2018, algo a lo que puede seguir la creación de una versión R5 de su Yaris. Eso es al menos lo que ha asegurado Tommi Mäkinen en una entrevista una vez que hemos llegado al ecuador del primer año del tetracampeón al frente del equipo japonés.

Y lo hace confirmando los planes de Toyota a largo plazo. Por el momento, el compromiso que los nipones tomaron con el Mundial de Rallies los liga hasta 2022, un compromiso que al igual que el resto de fabricantes se debe renovar cada cierto periodo de tiempo que varía en cada caso.

Precisamente Volkswagen Motorsport abandonó el Campeonato a finales de 2017 a pesar de que la formación con sede en Hannover tenía un compromiso hasta finales de 2019, año en el que termina el actual ciclo reglamentario. Después de eso, los fabricantes deberán acordar los cambios que se esperan en la normativa técnica para los siguiente tres años (hasta finales de 2022), aunque todo apunta a que no habrá grandes modificaciones ni la llegada de la tecnología híbrida.

”La normativa actual de la FIA para WRC se mantendrá durante tres años y luego habrá pequeños cambios para los tres siguientes. El proyecto Toyota GAZOO Racing para el WRC tiene compromiso de continuidad como mínimo hasta 2022. También somos muy activos en las discusiones con otros equipos y con la FIA de cómo se puede mejorar en los rallys para el futuro. Con un nuevo coche y equipo, la gente no esperaba que Toyota lo hiciera tan bien el primer año. Estamos muy satisfechos con el inicio de la temporada. Esta temporada queremos luchar, pero sobre todo nuestro objetivo es aprender, pero en 2018 estaremos preparados para luchar por el mundial, ese es nuestro objetivo”.

El objetivo para lo que resta de temporada será el de seguir mejorando el Toyota Yaris WRC, especialmente reducir el peso del coche, pero también introducir evoluciones dentro del apartado de los mapas motor y de la potencia, mientras que parece que ya se han solventado los problemas de transmisión sufridos en Argentina. Concretamente Mäkinen (el cual ha acumulado más de 4.000 kilómetros de test durante 2016) aseguraba tras Portugal que se había procedido a la utilización de un joker para solventar el defecto de fabricación que tenía dicho elemento desde el comienzo de temporada. Cada equipo nuevo en el campeonato dispone por años de tres jokers para el motor y cinco para el chasis.

Por último, se vuelve a abrir la puerta a la llegada de una versión R5 del Toyota Yaris, aunque de hacerlo, no será inmediatamente ya que el equipo se encuentra centrado completamente en el World Rally Car. En principio se habló de 2018, sin embargo, con Volkswagen y Citroën ya trabajando en sus versiones para el próximo año y Toyota asegurando que por ahora no es el momento, parece que habrá que retrasar su llegada un año más, posiblemente 2019.

”Ahora estamos plenamente dedicados y centrados en WRC, pero no descartamos esa posibilidad en el futuro, aunque no de manera inmediata y sin poder comprometer fechas, pero sería interesante”.