INICIO
    NOTICIAS
    RES/CALENDARIO
    CAMPEONATO
    FOTOS
    ESTADISTICAS
    CONTACTO
Liberty Media completa la compra de la F1 y Ecclestone se va
23/01/2017


La destitución de Bernie Ecclestone de su cargo directivo de la F1 era cuestión de tiempo después de que Liberty Media, el conglomerado multimedia propietario de la F1, acordara el pasado martes 17 de enero la compra definitiva del ‘gran circo’, algo que completó ayer. Estaba claro que este grupo de medios, que ha pasado a llamarse Formula One Group después de hacerse con la totalidad del ‘gran circo’, no tardaría en actuar. Y su primera gran acción no se hizo esperar: El adiós a Ecclestone, que el propio Bernie anunció ayer en declaraciones a ‘Auto Motor and Sport’ antes de que el grupo empresarial anunciara la noticia a través de un comunicado.

Las ideas del histórico mandamás de la F1 no coincidían con las de nos nueves propietarios, que buscaban un perfil más comercial y que entendiera la importancia de la tecnología y las redes sociales aplicadas al negocio de la F1 para hacer que dicha competición despegara nuevamente y aumentara sus cuotas televisivas y su importancia alrededor del mundo.

“Fui despedido. Simplemente me voy. Es oficial. Ya no llevo la compañía. Mi posición será asumida por Chase Carey”, anunció sin tapujos el británico antes de que la noticia se hiciera oficial.

Cabe destacar que Chase Carey ya actuaba como presidente de la F1 desde el pasado 7 de setiembre de 2016, y ahora adoptará también las funciones de dirección de Ecclestone, que deja dicho cargo a la edad de 86 años.

Precisamente, Carey fue el hombre escogido por Liberty Media para llevar a la F1 a alcanzar nuevos objetivos mediante, especialmente, una mejor aplicación del mundo digital a este negocio. “La F1 tiene un enorme potencial con múltiples oportunidades sin explotar. Trabajaremos con todos los socios para mejorar las carreras”, expresó Carey.

Lo que no anuncia dicho comunicado es la llegada de Ross Brawn, que se encargaría de las relaciones entre los equipos de la parrilla en cuanto a cuestiones técnicas y deportivas, y la de Sean Bratchet, encargado comercial de la Fórmula 1. En manos de ex directivo de ESPN estará la relación y acuerdos con los patrocinadores, medios de comunicación y acciones de marketing.

Así pues, el trabajo de Bernie estaría desarrollado por estos dos grandes fichajes con los que Liberty Media quiere devolver el prestigio e interés que siempre ha tenido dicha competición en todo el mundo, valorando explorar nuevos mercados.

No obstante, Bernie se mantendrá ligado a la F1 manteniendo una posición en el consejo, ya sin poderes, como presidente honorífico. “Mi nueva posición es uno de esos términos americanos. Es algo así como un presidente honorario. Tengo este título ahora, aunque no sé lo que significa”, aclaró el ya ex director ejecutivo de la F1.